martes, 28 de mayo de 2013

MOMENTOS DE UN RECITAL POÉTICO EN QUITO


1 comentario:

Alicia Avoledo dijo...

Encantador. Es siempre emocionante escuchar a Antonio recitar sus poemas, tan sentidos. Pero lo es aún mas escucharlo con voz entrecortada agradecer la dulzura y el cariño recibido por "dos amigos, que premio del destino, encontramos un día bajo el brillo del sol..."
La poesía de Antonio es siempre renovada, pero permanente. Al releer sus poemas se nos abre una perspectiva distinta cada vez. Siempre estuvo allí, aunque al lector se le descubre en capas de distitos colores y diferente profundidad. La lectura de la poesía de Antonio Ruiz es una experiencia seductora, emotiva, amable o inquietante, nunca indiferente. La recomiendo enfáticamente.